top of page

¿Qué son las ganancias por acción (EPS) y cómo aprovecharlas en el trading?

El EPS, una de las métricas financieras clave para los inversores, entrega una visión clara de la rentabilidad de una empresa en relación con su tamaño. Aunque el EPS no cuenta toda la historia del potencial de una acción, es una herramienta vital para comparar empresas dentro de un mismo sector y seleccionar las mejores opciones para tu cartera.




¿Qué son las ganancias por acción EPS?

El cálculo de las ganancias por acción busca comparar directamente las empresas en términos de las ganancias que generan a partir de sus recursos. Cada empresa, sin importar su tamaño, emite una cantidad única de acciones en el mercado, lo que dificulta la comparación entre competidores. Así, las ganancias por acción se convierten en una métrica relativa que indica cuánto gana una empresa por cada acción.


Los analistas bursátiles calculan el EPS examinando primero las ganancias totales de una empresa, disponibles públicamente cada cuatro meses en el informe de ganancias trimestrales. Si una empresa reporta una pérdida neta, su EPS será negativo. Las ganancias trimestrales se dividen por el número total de acciones ordinarias en circulación para obtener el EPS. Esta medida de rentabilidad es fundamental: la mayoría de los inversores consideran que un EPS alto indica una empresa más rentable y eficiente, lo que puede significar una inversión sólida. Consecuentemente, un EPS más alto suele correlacionarse con un precio de acción más elevado, mientras que una rentabilidad menor puede asociarse con un precio de acción más bajo.


¿Qué define una buena ganancia por acción al evaluar acciones? No existe una cifra de EPS única que indique a los inversores si una acción es una buena compra o si deberían descartarla, ya que las ganancias promedio varían significativamente según los márgenes de la industria.


Por ejemplo, las empresas del sector salud suelen reportar mayores beneficios, mejorando su EPS en comparación con empresas de sectores con márgenes más reducidos, como la industria aeroespacial y de maquinaria pesada. Por ello, es recomendable comparar los valores de EPS con las empresas del mismo sector o, mejor aún, con las cifras anteriores de la misma empresa al evaluar la viabilidad de una inversión.



Tipos de ganancias por acción

Existen varios tipos de valores de EPS, y cada uno ofrece una perspectiva única sobre la situación financiera de una empresa. La principal diferencia entre los diversos métodos de cálculo de EPS radica en los datos que se utilizan y en cómo se clasifican las acciones al establecer el denominador del cálculo. Aquí te dejamos algunos tipos de EPS:


Ganancias por acción (EPS) rezagadas

Las ganancias por acción (EPS) remanentes son una métrica importante que ofrece una perspectiva más amplia de las ganancias recurrentes de una empresa. La principal diferencia entre las EPS remanentes y las EPS básicas radica en la cifra de ganancias que se emplea en el cálculo. Mientras que las EPS básicas generalmente utilizan los datos de ganancias más recientes presentados en el informe trimestral de la empresa, las EPS remanentes consideran la suma de las ganancias de la empresa de los últimos 12 meses (cuatro trimestres). Esto proporciona una comprensión más completa del desempeño financiero de la empresa.


Ganancias por acción anticipadas (EPS)

Las ganancias por acción anticipadas (EPS) son una métrica prospectiva que estima las ganancias por acción esperadas de una empresa. Este dato puede ser muy útil para los inversores que buscan acciones para añadir a sus carteras a largo plazo. A diferencia de otros tipos de EPS, las EPS anticipadas no se calculan directamente a partir de los datos financieros proporcionados por la empresa, sino que son una proyección realizada por un analista financiero. Esto implica que las EPS anticipadas de una empresa pueden variar según el analista que haga los cálculos. Para obtener una estimación básica de las EPS anticipadas de una empresa, se puede dividir el precio actual de sus acciones por su relación precio-beneficio actual.


Una estimación de EPS a futuro superior a la EPS básica actual puede reflejar una mayor confianza de los inversores y analistas, mientras que unas ganancias esperadas más bajas podrían señalar preocupaciones financieras. Si estás interesado en acciones de crecimiento deben prestar especial atención a las predicciones de EPS a futuro y a cómo estas varían con el tiempo.


Ganancias por acción actual (EPS)

Las ganancias por acción actuales, a menudo denominadas "ganancias por acción básicas", son el método más común para calcular las ganancias por acción. La fórmula estándar para calcular las ganancias por acción actuales es la siguiente:


EPS actual = (Ingresos netos - dividendos preferentes) / número de acciones ordinarias en circulación


Componéntes de la fórmula

Ingresos Netos

Los ingresos netos son la utilidad total de una empresa después de deducir todos los gastos, impuestos y pagos de intereses de deudas, y generalmente se encuentran en su estado de resultados trimestral.


Dividendos Preferentes

Si una empresa ofrece acciones preferentes, puede optar por pagarles a los accionistas preferentes un dividendo especial antes de que los inversores en acciones ordinarias reciban su parte. Estos dividendos se deducen de los ingresos netos junto con los impuestos y los gastos operativos.


Acciones Ordinarias

Cada acción ordinaria representa la propiedad de una corporación y puede otorgar derechos de voto y una participación en las ganancias de la empresa a través de dividendos o apreciación de capital. La cantidad de acciones emitidas puede cambiar con el tiempo, y las divisiones y fusiones de acciones pueden modificar los números y los cálculos de las cifras.


¿Qué indica el EPS?

¿Qué significan las ganancias por acción para ti como inversor? Las ganancias por acción pueden entregarte información clave sobre posibles oportunidades de inversión. 


  • Rentabilidad: Quizás la razón más importante para calcular las ganancias por acción (EPS). Esta cifra te proporciona una métrica directa para comparar la rentabilidad de las empresas, independientemente de la diferencia de tamaño. Las ganancias absolutas pueden variar significativamente entre empresas grandes y pequeñas, y las empresas más grandes incluyen mayores gastos operativos e ingresos en la mayoría de los casos. Comparar las ganancias por sí solas puede favorecer a las empresas más grandes que naturalmente generan mayores ganancias totales. Las EPS nivelan el campo de juego al mostrar cuántas ganancias genera cada empresa por cada acción ordinaria en circulación.

  • Calidad de las ganancias: examinar las cifras de EPS y cómo cambian con el tiempo puede entregar información sobre la calidad de las ganancias de la empresa. Un crecimiento constante de las EPS a lo largo del tiempo sugiere que es probable que una empresa esté generando ganancias sostenibles. Por otro lado, las cifras de EPS erráticas o altamente volátiles pueden indicar que la rentabilidad de la empresa es menos predecible, posiblemente debido a eventos no recurrentes o fluctuaciones en las operaciones comerciales principales.

  • Potencial de rentabilidad futura: cuando una empresa genera beneficios, puede distribuirlos a los accionistas a través de dividendos o reinvertirlos para impulsar el crecimiento. Un BPA más alto sugiere el potencial de mayores pagos de dividendos o un aumento del valor de las acciones.


Los distintos tipos de EPS pueden ofrecer distintas perspectivas sobre el potencial de rendimiento futuro de una empresa, y el mejor tipo de valor de EPS para comparar puede variar según el tipo de inversión que estés buscando.


Cómo utilizar EPS para la selección de acciones

El BPA es útil para la selección de acciones porque permite comparar empresas de distintos tamaños con mayor precisión que si se utilizan solo datos brutos. ¿Qué beneficios por acción conviene tener en cuenta? La respuesta podría variar en función del rendimiento de otras empresas de un sector similar.


Imagina que estás comparando dos empresas: la empresa A y la empresa B, ambas con unos ingresos brutos de 300 millones de dólares. Estos datos pueden hacerte pensar que ambas empresas tienen el mismo rendimiento, pero esto no siempre es así.


Supongamos que la empresa A obtuvo 100 millones de dólares de beneficios netos en el trimestre, mientras que la empresa B solo 50 millones. A primera vista, parece que la empresa A tiene una ventaja sobre la empresa B, lo cual podría ser cierto en ciertos aspectos. Sin embargo, si la empresa A tiene 50 millones de acciones en circulación y la empresa B solo 10 millones, la empresa B tendría un BPA más alto. Esto podría indicar que la empresa B está generando más valor para sus accionistas a pesar de sus menores beneficios, lo que puede ser un indicador positivo para los dividendos y los rendimientos del capital futuros.


¿Cómo sacar ventaja del EPS en el Trading?

Como ya hemos visto, el beneficio por acción nos proporciona una visión importante sobre la salud financiera de la empresa. Podemos saber cuánto gana una empresa por cada acción. Esta métrica puede ser utilizada en el trading teniendo en cuenta los siguientes factores:


1. EPS Negativo

Si el EPS es negativo, significa que la empresa está teniendo pérdidas. En este caso, es muy probable que muchos inversionistas quieran vender sus acciones, ya que el precio tendería a la baja. Por lo tanto, sería una buena alternativa optar por una posición corta o inclinarse por un mercado bajista.


2. EPS Positivo

En cambio, si el EPS es positivo, significa que la empresa está generando ganancias. Esto suele incrementar el valor de sus acciones, ya que la compañía está en buen estado financiero. Así, sería una buena oportunidad para comprar e inclinarse por un mercado alcista.


3. Entregas de Resultados

Otra alternativa a considerar son las entregas de resultados trimestrales. Todas las empresas que cotizan en bolsa deben presentar informes de ganancias cada cuatro meses. Esto puede ser una buena oportunidad para entrar al mercado. Si, basado en la información y análisis que has leído en Capitaria o en otros brókeres o medios especializados, crees que una empresa no tendrá un EPS positivo, podrías optar por abrir una posición de venta antes de la entrega de resultados.


Las entregas de resultados suelen ser periodos de alta volatilidad. Todos están atentos a lo que sucede, y el mercado tiende a moverse de manera más brusca en estos momentos. Dado que a los traders les gusta la volatilidad, es una opción que claramente debemos considerar. Si la entrega de resultados ocurre con el mercado cerrado, puede haber aún más volatilidad. Es aconsejable monitorear continuamente el trade de esa acción para saber cuándo cerrar tu operación al siguiente día.


Conclusión

Si realizas un buen análisis del EPS de las empresas de tu interés y las comparas con su competencia, estarás un paso adelante para incrementar tus posibilidades de éxito en el trading. Recuerda que esta es la parte fundamental, siempre tienes que complementarlo con el análisis técnico para obtener resultados mucho más precisos y acertados.



















150 visualizaciones0 comentarios
logo Capitaria black.png

Estamos en la misión de empoderar a las personas para que tomen el control de sus inversiones entregándoles educación constante, información oportuna y una plataforma para que en un click puedan acceder a los mercados del mundo

SIDE BANNER 2DA VUELTA.png
bottom of page