La gran recuperación del Cobre

El Repunte del Cobre ¿Recuperación en V?

Todavía no se sabe con certeza cuál será el alcance de esta crisis, pero se han puesto sobre la mesa los tres escenarios más probables para cuando llegue la recuperación: en forma de V, U o L.


La recuperación en V es el escenario de recuperación más dinámico. Este modelo se produce cuando hay un frenazo brusco de la economía, pero la vuelta a la normalidad también es rápida.


Se habla de recuperación en forma de U cuando, a diferencia de la V, los indicadores económicos tardan más tiempo en llegar a los niveles a los que se encontraban antes de la recesión. La mayoría de expertos se estaría inclinando por esta opción.


Mientras que la recuperación en forma de L, es la situación más compleja de las tres. Concretamente, es aquella recesión que se produce de forma pronunciada y cuya recuperación es muy lenta. En este caso, la recuperación de indicadores macroeconómicos como el empleo o el PIB puede durar años o incluso décadas.


¿Dónde está el Cobre?



La renta variable mundial continuó subiendo en la última semana, a medida que más países siguen reabriendo sus economías y tras un sorprendente dato de empleo en EE.UU.


En este contexto, el cobre logró situarse nuevamente sobre los US$2,5 la libra, un nivel técnico muy importante, que incluso logró alcanzar la media móvil simple de 200 períodos. Sin embargo, por ahora no se logra su ruptura y si bien se observa una recuperación violenta en el precio del metal rojo, en una especie de V, no se acerca a la impresionante recuperación del Nasdaq 100 o el S&P 500.


  Fuente: Capitaria – MetaTrader 4



Un año de extremos


Si de emociones fuertes se construyen las burbujas y pánicos financieros, el presente año podría ser, en poco tiempo, una representación perfecta de cómo los inversionistas pueden estar equivocados constantemente y a la vez, pasar de un estado de extremo pesimismo, a extremo optimismo.


Como en todas las crisis que hemos vivido a lo largo de la historia económica y financiera, existe un punto en que los inversionistas entran en pánico y pensamos que todo cambiará y nada volverá a ser como antes. Es el minuto en que la desesperanza se mezcla con el miedo de perder nuestro dinero y salimos arrancando de los activos de riesgo.


Precisamente en ese minuto es cuando se da una buena oportunidad de inversión, que este año pudo haber sido a mediados de marzo.


Sin embargo, en esta oportunidad, varios inversionistas pudieron haberse quedado esperando que el mercado, más allá de simples rebotes, vuelva a reflejar lo que en nuestro fuero interno pensamos.


Que la crisis va a calar fondo las raíces del capitalismo y volverán nuevas caídas, para idealmente en ese momento, poder entrar con fuerza e invertir a largo plazo.



¿Nos perdimos la oportunidad?


A medida que se aleja la posibilidad de esa esperada caída, aparece nuestro escepticismo, sorpresa, inquietud y lo más importante, miedo a habernos perdido esa gran oportunidad de inversión. Esto puede ser una trampa, ya que aún existen muchos riesgos en el horizonte.


Lo que considero deberíamos tener en cuenta, es que no nos dejemos llevar por el comportamiento de la bolsa norteamericana, que ha tenido un impulso impresionante, y en el caso del Nadaq 100, ha superado incluso sus máximos previos al desplome.


  Fuente: Bespoke 



Nosotros le creemos mucho más al precio del cobre que al precio de las acciones tecnológicas para anticipar una recuperación de la economía. Por ende, la recuperación violenta del cobre, si bien es importante, no se acerca a una recuperación en V, que por ahora es tan evidente en las acciones tecnológicas.



Conclusiones


En el contexto actual, la incertidumbre sigue siendo elevada. Evaluar la sincronicidad de las recuperaciones de las economías emergentes y los efectos conjuntos del estímulo monetario y fiscal a nivel global, junto con la disposición de los consumidores a gastar una vez que se levantan los bloqueos, es extremadamente difícil.


Se cierne sobre todas estas consideraciones una posible segunda ola de COVID-19 que pudiera devolver a un estado de bloqueo a las grandes economías del mundo.


Un fuerte estímulo apoyará la demanda interna china y la actividad de construcción y por lo tanto, los precios del cobre. Esta favorable expectativa de una recuperación sólida en la actividad económica de China es elevada y en menor medida, en sus principales destinos de exportación. Sin embargo, si pasa lo contrario y tenemos una recuperación débil en China, reduciría la velocidad a la que disminuye el excedente de suministro de cobre actual.


Peor aún, si aparecen nuevos brotes de coronavirus, lo que podría llevar a nuevos cierres de las economías.


En consecuencia, aún es pronto para cantar victoria, a pesar del optimismo reciente, las heridas de esta crisis seguramente se demorarán en sanar y la economía quedará con secuelas, lo que permitirá una recuperación en forma de U. Pero como siempre, el cobre será una buena brújula de cómo será esta recuperación.


Entra al mundo del Trading en Capitaria y deja de ver pasar oportunidades.


Estamos en la misión de empoderar a las personas para que tomen el control de sus inversiones entregándoles educación constante, información oportuna y una plataforma para que en un click puedan acceder a los mercados del mundo.

Guías

  • Twitter
  • Facebook
  • Instagram
  • LinkedIn
  • YouTube

En los mercados financieros se generan rápidos movimientos que pueden conllevar a un elevado riesgo de pérdidas. Por esta razón, participar activamente en estos mercados con apalancamiento financiero, solo es aconsejable para aquellos participantes que puedan asumir dicho riesgo. Cualquier análisis o consejo sobre el mercado comunicado a través de www.capitaria.com o de algún correo electrónico con este remitente, debe ser considerado como una opinión, y nunca como una garantía. En ningún caso y bajo ningún concepto, Capitaria se hace responsable de las posibles pérdidas incurridas por nuestros clientes. Todo cliente potencial de Capitaria debe tener en cuenta que su capital puede verse tanto incrementado como disminuido, no debiendo participar en este mercado sin antes considerar si esta manera de operar es la adecuada para él, en función de sus condiciones económicas. Los clientes potenciales deben también tener en cuenta que no se pueden garantizar los resultados de las operaciones, y que los resultados obtenidos en el pasado no garantizan resultados futuros. El trading implica un alto riesgo y un cliente puede perder una cantidad sustancial de dinero, no importando qué método utilice. Capitaria ofrece instrumentos transados a través de CFD's, que no están regulados por alguna entidad local.*Argentina: depósitos y retiros de dinero sólo con cuenta bancaria en el extranjero*